Programa de hospitalización en el hogar del San Juan de Dios estrecha relación con pacientes

En medio de la emergencia por COVID-19 que afronta el país, el equipo de la Unidad de Atención

(UAD) del hospital San Juan de Dios mantiene su programa de visitas en el hogar a pacientes que egresan del hospital y que deben continuar con algunos cuidados similares a los de hospitalización. En este momento hay 42 personas en el programa, de estas 19 requieren de terapia física y del lenguaje para mejorar su funcionalidad.

El equipo ha continuado con el servicio y lo ha reforzado con terapias personalizadas mediante herramientas como WhatsApp Zoom.

La doctora Sofía Blanco Lara, coordinadora de la Unidad de Atención Domiciliar del hospital San Juan de Dios, resaltó que en medio de la pandemia la relación con los pacientes es más cercana, ya que están en contacto permanente con ellos y sus familiares.

La profesional explicó que el equipo médico y de enfermería los visita una vez por semana y los terapeutas utilizan las herramientas digitales para enviar las terapias personalizadas a los pacientes.

«Es un trabajo conjunto entre el hospital y los familiares, los pacientes que requieren este apoyo son los que han

sufrido un evento cerebrovascular (conocido de forma popular como derrame) o infarto, en algunos casos el paciente queda con movilidad limitada, dificultad para deglutir y hablar» dijo la especialista.

Lizbeth Gómez Vega, jefa del Servicio de Rehabilitación y Terapia Física del San Juan de Dios, explicó que la terapia se inicia desde que el paciente está hospitalizado; esto se hace para lograr una mayor funcionalidad y minimizar las secuelas, para esto es importante iniciar el proceso de rehabilitación en el momento en que el médico tratante indica que el paciente está listo.

«Entre más pronto se inicie mejores serán los resultados; este proceso continúa en la casa y luego cuando el paciente está en condiciones debe asistir a un programa rehabilitación en el CENARE, en el hospital Nacional de Geriatría y Gerontología o en el San Juan de Dios» dijo Gómez.

Por su parte la doctora Blanco Lara, de Atención Domiciliar, detalló que debido a que las sesiones presenciales de terapia presentan períodos prolongados de cercanía entre terapeutas y pacientes se decidió adaptar de manera virtual esta fase de la atención según las necesidades de cada persona y sus progresos.

La médico dijo que este proceso de adaptación inició el 3 de abril y ha sido muy exitoso, los videos perso

nalizados con los ejercicios de terapia física se envían por medio WhatsApp a los cuidadores para con el fin de estimular la rehabilitación temprana y potencializar su recuperación al máximo.

El seguimiento de los logros, dudas y dificultades se valoran mediante la herramienta Zoom en sesiones individualizadas entre el paciente, el cuidador y el terapeuta en conjunto con el médico del equipo.

 

 

/ Andrea De la Cruz Segura

[email protected]