El petróleo en Estados Unidos cae a menos de 15 dólares por barril, debido a la poca demanda por la pandemia

 

Washington AFP

Los precios del petróleo en Estados Unidos, volvieron a desplomarse este lunes y cayeron por debajo de los 15 dólares por barril, a raíz de persistentes inquietudes sobre la capacidad de almacenamiento y la caída de la demanda, en medio de la pandemia de coronavirus y pese al acuerdo de los productores para reducir la producción.

El índice de referencia estadounidense West Texas Intermediate, WTI, cayó un 15 por ciento, llegando a 14 dólares con 39 centavos por barril, en el comercio de la tarde asiática, revirtiendo la dirección después de varios días de ganancias la semana pasada.

El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, para entrega en junio continúa este lunes una fuerte tendencia a la baja y cae esta mañana el 5,4 %, hasta los 20 dólares con 32 centavos por barril.

Los precios internacionales del crudo se derrumbaron en las últimas semanas, debido a la dramática caída en la demanda, a raíz del confinamiento de personas y restricciones de viaje, impuestas en todo el mundo para combatir la pandemia del coronavirus.

La semana pasada, el petróleo estadounidense cayó por debajo de cero por primera vez, cuando los inversores se apresuraron a descargarlo antes del vencimiento del contrato comercial de mayo, pero no pudieron encontrar compradores fácilmente.

Los precios se han recuperado desde entonces, pero permanecen en sus niveles más bajos en muchos años.

Una preocupación clave para los comerciantes, es que las instalaciones de almacenamiento, particularmente en los Estados Unidos, no pueden hacer frente a la sobre oferta.

“Las preocupaciones sobre el aumento de los inventarios mundiales, especialmente en los EEUU con la pandemia de coronavirus, que pesa sobre el consumo de gasolina, están presionando los precios del petróleo”, dijo Kim Kwang Rae, analista de materias primas de Samsung Futures Inc.

Los principales productores, han acordado reducir la producción en 10 millones de barriles por día desde mayo, para apuntalar los mercados, un acuerdo que marcó el final de una guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita.

Ramon Urbina Brizuela