Bejarano se impuso el tribunal disciplinario lo apoyó,pese a las pruebas que presentó la dirigencia manuda.

Tras jugarse la fecha 14 del Campeonato Nacional de Primera División, el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) dio a conocer las multas y castigos durante el desarrollo de dicha jornada.

El jugador José Sánchez del Municipal Pérez Zeledón fue sancionado con un partido de suspensión y una multa de 75 mil colones de conformidad con el artículo 34 del Reglamento Disciplinario, por recibir dos tarjetas amarillas en un mismo encuentro.

Por su parte el preparador físico del Club Sport Cartaginés, Daniel Vargas, fue sancionado con un partido de suspensión y una multa de 75 mil colones, luego de protestar decisiones de manera deliberada al cuerpo arbitral.

Además, el equipo cartaginés fue sancionado con 200 mil colones tras ser la décima ocasión en la temporada en que el club incurre en una conducta incorrecta, debido a que más de cinco personas recibieron sanciones disciplinarias por parte del cuerpo arbitral.

Se acordó sancionar al Deportivo Saprissa con una multa de 50 mil colones por la invasión pasiva a la cancha de un aficionado al finalizar el encuentro.

Los jugadores David Guzmán del Saprissa y Youstin Salas de Grecia fueron sancionados con un partido de suspensión y deberán cancelar 75 mil colones cada uno por acumular cinco tarjetas amarillas durante el presente campeonato.

Johan Condega, de la U Universitarios, fue sancionado con un partido de suspensión y una multa económica de 75 mil colones luego de ser expulsado por recibir dos tarjetas amarillas durante el encuentro ante el Municipal de Grecia.

La Asociación Deportiva Santos de Guápiles fue sancionada con una multa de 200 mil colones, tras ser la undécima ocasión en la temporada en la que el club incurre en conducta incorrecta, luego de tener a más de cinco personas con sanciones disciplinarias.

El jugador Kenner Gutiérrez de La Liga Deportiva Alajuelense, deberá purgar tres partidos de suspensión y una multa de 175 mil colones por ser expulsado tras utilizar lenguaje ofensivo en contra de un oficial de partido, esto de conformidad con el artículo 38 inciso 1 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División.

De igual manera, el Tribunal Disciplinario le impuso una sanción de dos meses, y una multa de 200 mil colones al futbolista Barlon Sequeira, del club alajuelense por golpear con su pecho la espalda del asistente 1.

Este tipo de acciones disciplinarias se encuentran reguladas en el artículo 38 inciso 2, con el agravante de que, si la falta es contra un oficial de partido, la sanción que regula este inciso es de seis meses a dos años. No obstante, el Tribunal consideró la acción y determinó imponer dos meses de castigo con base en el artículo 9 inciso 2 del Reglamento Disciplinario.

El jugador Jonathan McDonald también de Alajuelense fue sancionado con cuatro partidos de suspensión y una multa de 175 mil colones, luego de permanecer en zona de camerinos y emplear lenguaje ofensivo en contra del árbitro, esto según lo establecido en el informe arbitral.

Cabe destacar que, con respecto a los acuerdos tomados sobre los procesos sumarios de investigación por Error de Identidad, solicitados por parte del Señor Fernando José Ocampo, presidente de la Liga Deportiva Alajuelense, con la pretensión de anular la tarjeta roja directa mostrada al jugador Barlon Sequeira, el Tribunal Disciplinario examinó y analizó exhaustivamente el video oficial del solicitante como prueba, llegando al convencimiento, por unanimidad, de que no existe un error de identidad en el caso de la acción donde interviene Sequeira y el asistente uno del partido; Octavio Jara, por lo tanto se rechaza la gestión que presentó el club manudo.

Asimismo, el señor Fernando José Ocampo Sánchez solicitó anular la expulsión directa al jugador Jonathan Mc Donald Porras, aduciendo error de identidad, pero este Tribunal consideró que no corresponde y la petición fue mal planteada.

De los argumentos que se infieren en la solicitud que presenta la Liga Deportiva Alajuelense, al considerar que lo que se indica en el informe arbitral no corresponden a la realidad lo que se pretende es desvirtuar e impugnar el mismo.