Nicolás Maduro aún tiene tiempo, para no terminar como Manuel Noriega, Pablo Escobar o “El Chapo” Guzmán dice la Casa Blanca

 

Estados Unidos desplegó en los últimos días un último movimiento de pinzas, para intentar ponerle fin al régimen de Nicolás Maduro y devolver la democracia a Venezuela. Por un lado, el Departamento de Estado ofreció un plan para la liberación de los presos políticos y la convocatoria a elecciones libres y democráticas, en las que podría participar el propio Maduro.

Por el otro, la Justicia estadounidense acusó formalmente al dictador venezolano y algunos de los jerarcas del régimen de liderar el “Cártel de los soles”, una organización narcoterrorista que ha traficado miles de toneladas de droga a Estados Unidos.

Para intentar poner fin a ese comercio, en las últimas horas el Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses, inició el mayor despliegue militar de su historia en el Caribe y el Pacífico sur.

El director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver Carone, dijo que la situación en Venezuela, es similar a la que se vivió con el dictador panameño Manuel Noriega, en los años 80, que fue finalmente removido del poder, por una operación militar estadounidense.

“En Venezuela, tenemos una particularidad que no hemos tenido desde la década de los 80 en Panamá, un personaje que usurpó los poderes de un Estado y los puso al servicio del narcoterrorismo.

Lo vimos con Noriega en los años 80 y lo estamos viendo actualmente con Nicolás Maduro en Venezuela, eso crea una amenaza a sus vecinos y a Estados Unidos”, dijo en una entrevista con el con el canal EVtv.

Maduro “está en una coyuntura que es cooperación o confrontación, la confrontación, nunca termina bien”, subrayó.

Ramon Urbina Brizuela