Xi Jinping visitó Wuhan y dijo que la epidemia de coronavirus está “prácticamente contenida”

 

Wuhan, China

El presidente chino Xi Jinping llegó a Wuhan, el epicentro de la epidemia de coronavirus, en su primera visita a esta ciudad, un signo de que las autoridades están empezando a controlar la propagación de la enfermedad.

Esta urbe del centro de China, capital de la provincia de Hubei, está totalmente aislada desde el 23 de enero. Poco antes de la visita, el ministerio de Sanidad había publicado nuevas cifras esperanzadoras.

El número de nuevos contagios el martes fue solo de 19, lo que podría indicar que las drásticas medidas de aislamiento están dando resultado.

Se trata de una caída espectacular en relación a las cifras diarias de febrero.

En comparación, Italia, el país de Europa más afectado, anunció el lunes 1.800 nuevos casos de contagio.

Durante su sorpresiva visita, Xi afirmó que el coronavirus está “prácticamente contenido” en esta ciudad y su provincia, Hubei, según declaraciones recogidas por un medio oficial.

“Los primeros resultados fueron obtenidos estabilizando la situación y cambiando la tendencia en Wuhan y en Hubei”, donde 56 millones de habitantes están en cuarentena desde finales de enero, dijo Xi, citado por la agencia Xinhua.

Según las imágenes de la agencia de prensa Xinhua, Xi Jinping, llevando mascarilla, habló con los enfermos y el personal médico por videoconferencia.

El mandatario, ausente cuando empezó la crisis, aparece desde febrero en los medios como el artífice de la lucha contra el nuevo coronavirus, dando “instrucciones” y “discursos importantes”.

El martes, en Wuhan, el presidente visitó “nada más salir del avión” el hospital Huoshenshan, construido en solo diez días por un ejército de obreros, indicó la televisión oficial CCTV.

Ramon Ernesto Brizuela