Se suspenden clases en el Liceo Monseñor Rubén Odio y Colegio Técnico Profesional Máximo Quesada.

Dos nuevos casos fueron confirmados como portadores de Covid-19.

El Ministerio de Educación promoverá la limpieza a profundidad, de forma preventiva en el resto de centros educativos.

Dos nuevos casos confirmados de personas positivas en Coronavirus COVID-19, pertenecientes a la comunidad educativa, llevan al cierre temporal de los centros de

secundaria CTP Máximo Quesada y Liceo Rubén Odio, ambos en el cantón de Desamparados, ubicado al sur  San José.

La medida responde a los protocolos oficiales establecidos para la atención de la emergencia por el COVID-19, y frente a la presencia de una persona contagiada en cada uno de ellos, serán cerrados temporalmente, a fin de cumplir con las órdenes sanitarias, emitidas por el Ministerio de Salud.

La Ministra de Educación, Guiselle Cruz, enfatizó en que no se encuentran suspendidas las lecciones en el nivel nacional, y más bien se promoverá la limpieza a profundidad de los recintos, de forma preventiva.

Aclaró que, en el caso de los centros cerrados, las personas docentes que no estén incapacitadas, deberán estar atentas a las instrucciones que se dispongan oportunamente, a efectos de disminuir el impacto en el servicio educativo.

Hasta el momento, tanto el Ministerio de Salud, ente rector en la materia, como el Ministerio de Educación, se encuentran trabajando de manera coordinada, a fin de llamar a la calma a los padres y madres de familia, así como a las personas docentes, para que tengan la certeza de que se está actuando oportunamente y de forma minuciosa en  cada caso sospechoso y sus posibles contactos.

La Ministra de Educación recordó, que solo habrá suspensión de clases, cuando medie una orden sanitaria emanada en el contexto de la emergencia del coronavirus, como en estos casos.

Y manifestó que “al Ministerio de Educación Pública, le corresponde reiterar y garantizar el cumplimiento de los protocolos de higiene, (agua, jabón y papel toalla), y dar respuesta a los lineamientos del Ministerio de Salud.

Ramon Urbina Brizuela