El número de jóvenes que no estudia ni trabaja sigue crece sin parar

Ginebra, Suiza

La cantidad de jóvenes que no estudia, ni trabaja ni recibe ningún tipo de educación, llamados popularmente nini, no solo no disminuye, sino que sigue aumentando y puede crecer aún más a corto término, según destaca un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo.

Las mujeres tienen más del doble de probabilidades de verse afectadas por esta tendencia.

El estudio Tendencias mundiales del empleo juvenil 2020: La tecnología y el futuro de los empleos indica que, desde su anterior edición el año 2017, la franja poblacional de 15 a 24 años que cumple con esos requisitos pasó de 259 millones de jóvenes en 2016 a los 267 millones en 2019, dos terceras partes de ellos mujeres, y prevé que crecerá hasta los 273 millones en 2021.

“A escala mundial, las mujeres jóvenes tienen dos veces más probabilidades que los hombres jóvenes de ser ninis.

La brecha de género es aún mayor en regiones como Asia Meridional y los Estados Árabes, donde las normas sociales y culturales impiden a las mujeres cursar estudios o trabajar fuera de su hogar.

La tasa de jóvenes ninis no ha disminuido de una manera significativa en ninguna región desde 2005”.

Estas cifras alejan la consecución de la meta 8.6 establecida por la comunidad internacional en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de disminuir las tasas de jóvenes sin un trabajo y una educación adecuada para el año 2020.

El informe señala que la pérdida de empleos debido a la automatización expone más a los jóvenes empleados que a los de mayor edad y que los “más vulnerables son quienes cuentan con formación profesional”.

Ramon Urbina Brizuela