Brasil tiene la experiencia para evitar la propagación del coronavirus por Latinoamerica.

La Organización Mundial de la Salud confía en que Brasil, el primer país latinoamericano con un caso confirmado de coronavirus, podrá contener los contagios.
El director general de la OMS para Prevención de Emergencias, Mike Ryan, espera que Brasil aplique la experiencia previa con brotes como el de zika.
“Brasil tiene experiencia en lidiar con epidemias muy serias, como el dengue o la fiebre amarilla.
Ha demostrado la capacidad de una respuesta masiva.
De hecho, estuvo al frente de la respuesta al zika”, dijo Ryan.
“Para la gestión de riesgos, Brasil y los países de Sudamérica tienen experiencia previa en una respuesta de salud pública basada en la ciencia.
Es decepcionante ver este virus en otro continente.
Hemos hablado el director general y yo con la directora regional esta mañana y ya estamos dando apoyo directo a Brasil”, añadió.
El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que China ya no es el país que más preocupa, sino lo que ocurre fuera. Hay 3474 casos en 44 países y 54 muertos.
Pero insistió en que si los países actúan “agresivamente” pueden contener el coronavirus.
“Estamos en un punto decisivo”, señaló.
En las últimas 24 horas, siete países han reportado casos por primera vez: Brasil, Georgia, Grecia, Macedonia del Norte, Noruega, Pakistán y Rumania.
“Mi mensaje para estos países es que esta es su oportunidad.
Si actúan agresivamente ahora, pueden contener este virus. Pueden evitar que las personas se enfermen.
Pueden salvar vidas”, dijo Tedros, que apuntó que las epidemias en Irán, Italia y Corea del Sur “demuestran de lo que es capaz este virus”.
El coronavirus no es la gripe, señaló y con “las medidas correctas, puede ser contenido”.
La experiencia de China demuestra que no “parece haber una transmisión generalizada en las comunidades”.
En Guangdong, los científicos analizaron más de 320.000 muestras y solo el 0,14% fueron positivas para COVID-19.
Aunque el COVID-19 no debe ser comparado con una gripe común, Tedros admitió que las medidas de prevención contra el contagio son similares.
“Si me pidieran sugerencias para prevenir este virus daría consejos similares que en una gripe:
lavar las manos frecuentemente, no tocar la cara con las manos… en ausencia de una vacuna, y aunque científicamente no sea igual a la gripe, los principios básicos de prevención son los mismos”, señaló, respondiendo a la pregunta de si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue imprudente al comparar públicamente el COVID-19 con la gripe.
También opinaron sobre el brote en Irán, que tiene un índice de mortalidad inusualmente alto (del 10 %, frente al 2 % en China), y lo achacaron a que de momento solo han detectado los casos más graves, por lo que se espera que pronto se reporte un número mucho mayor de contagiados con carácter más leve y baje el índice de mortalidad.

Corresponsal: Ramón Urbina Brizuela